DESCUBRE LAS RESPUESTAS

“El hombre nace, crece, se reproduce y muere” así nos enseñaron en la escuela.

Recuerdo que cuando aprendí esto y años después, cada vez que lo reflexionaba, me entristecía pensar que la vida sólo fuera esto: “nacer, crecer, reproducirse y morir”. Tenía que haber algo más. Anduve buscando respuestas, caminé por mil senderos en busca de experiencias, pero siempre escuchaba dentro de mí lo mismo: “esto no es, esto no es”. Durante mucho tiempo no supe lo que “sí era” y aprendí a tener una búsqueda más serena, conformándome con saber al menos lo que “no era”, hasta lograr descubrir las respuestas.

¿Has tenido alguna vez esta sensación? ¿Has sentido que nada te satisface plenamente, que nada puede llenar un sordo vacío que siempre subyace en el fondo de todo lo que haces?

 

DHARMA, LAS RESPUESTAS ESTÁN ESCRITAS

Somos parte de un Todo, así lo revelaron los antiguos sabios videntes, los Rishis. Cada ser es una pequeña célula del Gran Ser, de Brahman.  En este universo todo está en continua interacción y debemos comprender y realizar que esto es así. Las leyes actúan, aunque no las conozcamos. Cuando no conocemos las leyes y las transgredimos, enfermamos el cuerpo, la mente y el alma.

Estudia la escritura sagrada de la Dharma, aprende con los Maestros que te ayudarán a comprender y realizar el enorme conocimiento que entrañan. La Dharma es lógica, todo cobrará un sentido y podrás dar un sentido trascendente a cada acción de tu día a día.

Mi Maestro siempre me ha enseñado que una visión positiva se basa en unos ideales y que, si no tenemos filosofía de vida, estaremos a merced de lo que venga con la consecuente inestabilidad emocional. Por eso debemos de tener una filosofía e ideales que vengan de dentro, y así, no basamos nuestra vida en cosas que hoy están ahí y mañana no, porque basar nuestro equilibrio y bienestar en aquello que no es permanente genera sufrimiento.

Si careces de instrucción, ven y frecuenta mi Escuela.

Swami Shankaratilaka. Lema de la Escuela Védica.

Arati Chaitanya