Que dulce es el dormir
que me llama a la vida dormirla.
Que inútil es despierto vivirla
si al final de cada día,
dormir bien, a pata suelta,
es la meta del que bien la vida lleva.

La muerte que bien conoce a la vida,
invita a hombres y a moscas
a una fiesta de dormideras
que introduce a la dormida eterna.

¡Durmamos ya desde ahora dormilones!
que ¿para qué la vida vivirla?
¡Durmámosla de forma plena!
si soñar que dormimos
es dormir con inteligencia serena.

Swami Shankaratilaka

Swami Shankaratilaka

Maestro rector Fundación Védica

Sigue las enseñanzas en directo de Swami Shankaratilaka a través de Facebook